Zeus, Señor del Olimpo

Estatua de Zeus (Hermitage)



1) Las siete esposas de Zeus:

1) La primera esposa de Zeus es su prima la Oceánide Metis (Apolodoro I 3, 6). Metis es la diosa que proporciona el emético a Cronos que le hace vomitar a los hijos que había tragado. Mediante la capacidad de metamorfosis propia de las divinidades acuáticas, la oceánide intenta escapar a la unión con Zeus pero no lo consigue. Metis concibe a Atenea.
Fuente de Atenea frente al Parlamento de Viena. Carl Kundmann (1838-1927)

Atenea:

Nacimiento :

Zeus devora a Metis, siguiendo el consejo de la Tierra y el Cielo, puesto que, según la profecía,  si Metis concebiese otro hijo, éste sería varón y reinaría sobre los dioses después de destronar a Zeus.

Atenea, prosigue su gestación en el interior de Zeus. Cumplido el tiempo necesario, surge de su cabeza (Teog. 924) completamente desarrollada y armada (Him. Hom. 28).

La cabeza de Zeus se abre para dar a luz a Palas o la abre de un hachazo de Hefesto  (Píndaro Olimp. VII 35, 65-70) o Prometeo (Eurípides, Ion 455-57). El nacimiento de Atenea es junto al río Tritón (existe la laguna Tritónide, en el Norte de África, de donde procede el nombre de Tritogenía, Paus. IX 33, 7).

Atenea es criada en Beocia al cuidado del sabio Alalcomeneo (Paus. IX 33.5).

Otras genealogías de Atenea:

Atenea es hija de  Itono (hijo de Anfictión, Pausanias IX 1, 1; Etim. Magn. 479, 49), de Poseidón y la laguna Tritónide (Herod. IV 180) o del Gigante Palas, a quien habría dado muerte su propia hija, Atenea, cuando intentaba violarla (Escolio Lic. 355: Atenea desolló a su propio padre Palante y con su piel se fabricó la égida, además Palante tenía unas alas que Atenea se las puso en los pies; en Apolodoro I 6, 2 se indica que Atenea desuella al Gigante Palante, pero no dice que sea su padre).

Palas es hija del río Tritón (o hija de Palamaón, Filodemo, De Pietat 31), junto al cual habría nacido Atenea. Crecen juntas las dos niñas y un día, jugando, se atacaron mutuamente. Atenea mató o hirió gravemente a Palas. Triste y apesadumbrada Atenea fabricó una imagen de Palas, el famoso Paladio, y tomó ella misma el sobrenombre de Palas (Apd. III 12.3).

La compañera de Atenea es su hermana Iódama (siendo ambas hijas de Itono), quien muere accidentalmente a manos de Atenea (Etimológico Magno l c).

Disputa de Atenea y Poseidón:

Los dos aspiran a la soberanía del Ática y para eso cada uno otorga un don. Poseidón golpea con su tridente una roca de la Acrópolis de Atenas y hace brotar agua marina, «el mar del Erecteion» (en Heródoto, Ovidio Met., Apolodoro, Plutarco y Pausanias) o un caballo (en relatos posteriores de Virgilio, Servio, Lactancio Plácido y Mitógrafos Vaticanos). Atenea golpea con su lanza el suelo y brota un olivo. Este olivo, destruido por los persas durante la invasion de Atica del 480 a.C, renace milagrosamente en un solo día (Paus. I 26,6; Hdt. VII 55). La señal del golpe del tridente en la roca y el olivo se enseñaban en la Acrópolis como reliquias todavía en el siglo II d. C.

Zeus nombra juez a uno de los primeros reyes del Ática (Cránao, Cécrope o su sucesor  Erisicton) o a los doce dioses Olímpicos (Higino Fab. 164, Zeus es el juez elegido por ambos contendientes). Los jueces fallan a favor de Atenea gracias al testimonio de Cécrope. Poseidón, indignado, inunda el Ática (Apolodoro III 14, 1; Heródoto VIII 55; Ovidio Met. VI 70-82; Plutarco Temist. 19; Higino Fab. 164; Pausanias I 24, 5 y 26, 5 ; Mit. Vat.  I 2 y II 119; Varrón citado por San Agustín, De civ. Dei XVIII 9). Cécrope consulta al oráculo de Delfos que le indica que los ciudadanos de Atenas deben decidir quién de las dos divinidades daría nombre a su ciudad. Las mujeres votan unánimemente por Atenea y los hombres a Poseidón, ganando por uno la candidatura de Atenea. Para aplacar la cólera de Poseidón se priva a las mujeres del voto y se prohíben los nombres metronímicos.
--

2) La segunda esposa de Zeus, es su tía la Titánide Temis.

Temis es la personificación de la ley y el orden. Es la primera divinidad de Delfos antes de la llegada de Apolo (Paus. X 5,3). Se sienta al lado de Zeus como su consejera (Il. XV 87). De la unión de Zeus y Temis nacen las  Horas (‘Estaciones’) y las Moiras o Parcas (Teog. 901; Apd. I 13).

Las Horas:

Son distintas de las Cuatro Estaciones, hijas de Helio (en Nono 12.1 o de Helio y Selene en Posth. X 334) y de sus hermanas las Horas circulares, las doce partes en que se divide la luz del día (en Posth. II 490 o de Crono en Nono 12.15). Las Horas son un grupo de hermanas de número variable entre 3 y 12, llamadas:

- Eunomia ‘Buena Ley’, Dice  ‘Justicia’ e Irene ‘Paz’ (Teog. 901-906). Ordenan y adornan la vida de los hombres para aprovechar las mayores ventajas, como sus homónimas ordenan el día y el año (D.S. V 72.5).
- Talo ‘Brotar’, Auxo ‘Crecer’ y Carpo ‘Fructificar’ (Paus. IX 35,1; Hig. Fab. 186).
- Ferusa ‘Sustancia’, Euporia ‘Abundancia’ y Orotosia ‘Prosperidad’ (Hig. Fab. 186, posiblemente mezclando nombres y sobrenombres).

Porteras del Olimpo.

Las Horas se sientan con Jano a las puertas del cielo (Ov. Fast. I 121; Il. V 750) y se reservan el poder:
- de reunir o disipar las nubes (Il. VIII 381) y cerrar las puertas del cielo (Nono II 170).
- de admitir a los nuevos dioses, como Afrodita (H.H. 1-5) o Dioniso (Nono XIII 22).

Dice:

La más importante es Dice (la Justicia), quien habitaba en las ciudades de los hombres durante la edad de oro (Arato Fen. 96). Durante la edad de plata se retiró a las montañas pero todavía se relacionaba con los hombres para reprocharles su maldad. En la edad de bronce cuando los hombres por primera vez forjaron espadas para cometer crímenes y se alimentaron con la carne de los bueyes, Dice huyó al cielo donde se convirtió en la constelación de Virgo.
--

3) La Oceánide Eurínome, madre por Zeus de las Gracias:

- Aglaya (‘Esplendor'), Eufrósina (‘Alma Bella’ ) y Talia ( ‘Floreciente') (Teog. 907; Apd. I 13).
- Pasitea (‘Meditación'), Peito (‘Persuasion') y Aglaya (Nono 24.261-3, pero son hijas de Dioniso y Afrodita).
- Auxo (‘Promotora’) y Hegemone (‘Directora’) (Pausanias IX 35, 2).

El río Asopo también es descrito como hijo de Zeus y Eurínome (Apd. III 12.6).

Las Gracias:

Las Gracias o Carites son dispensadoras y símbolos de todo lo que es bello y con frecuencia aparecen como compañeras de Afrodita, de Apolo o de las Musas. El culto a las Gracias fue introducido por Eteocles de Orcómeno, hijo del río Cefiso  (Paus. IX 35.1).

Pasitea

La más joven y hermosa de las Gracias (II. X IV 269; es una Nereida en la Teogonia 246) o la mayor (Estacio Tebaida II 285). Hera promete la mano de Pasitea a Hipnos a cambio de su ayuda para burlar a Zeus (Il. XIV 268) a pesar de estar casada con Hefesto (en Teog. 945 la esposa de Hefesto es llamada Aglaya).
--

4) Su hermana Deméter. El fruto de esta unión es Perséfone (Teog. 912) «a la que raptó Aidoneo quitándosela a su madre y el sabio Zeus se la otorgó». Madre e hija reciben veneración conjunta en el santuario de Eleusis, donde se celebraban los «misterios» o ritos ocultos en honor de Deméter y Perséfone (llamada Core ‘la Muchacha').

Perséfone:

Perséfone, Core o Prosérpina es la reina del Infierno desde su rapto por Hades, con la ayuda o al menos la aprobación de Zeus (Himno homérico a Deméter; Fastos IV 419-618; Metamorfosis V 346-671 y 642-661; Apolodoro I 5).

Perséfone permanece bajo tierra con Plutón una parte del año como parte del acuerdo de Zeus con su hermano Hades. Cuando su madre Deméter acude a buscarla, ella no tiene ella ganas de acompañarla. Prosérpina se encuentra muy a gusto como esposa de Plutón y reina del Infierno y no desea pasar con su madre dos tercios o la mitad del año (Virgilio Georg. I 39).
--

5) La Titánide Mnemósine ('Memoria') engendra a las nueve Musas. Zeus yace con Mnemósine durante nueve noches, y en parto nónuple, nacen las nueve Musas (Teog. 53). El número de las musas es diferente según el punto de vista. Son dos, porque la educación consta de dos partes, contemplar y hacer lo debido. Son tres porque el método filosófico consta de tres partes: física, ética y lógica. Son cuatro o siete dependiendo del número de cuerdas de un instrumento musical (Cornuto 1.14).

Las Musas:

Los nombres de las Musas:

La mayoría de los mitógrafos dicen que las Musas son hijas de Zeus y Mnemosine (Alcman, las convierte en las hijas de Urano y Gea, D.S. IV 7.1).

Los primeros en hacer sacrificios en el Helicón y consagrar la montaña sagrada a las Musas fueron Efialtes y Oto (los Alóadas). Entonces las Musas eran tres en número y les dieron los nombres de Mélete (‘Estudio’), Mneme ('Memoria’) y Aede ( 'Canción') (Paus. IX 29.1).

El primer conjunto de Musas son cuatro, las hijas del segundo Júpiter (hijo de Urano): Telxinoe, Aede, Arche y Melete. El segundo conjunto es la descendencia del tercer Júpiter, el hijo de Saturno (Zeus) y Mnemosine, son nueve en número. El tercer grupo de Musas son la Piérides, hijas de Piero y Antíope, con el mismo número y nombre que las anteriores (Cicerón, De natura deorum 3.21).

Las hijas de Zeus y Mnemosine son (D.S. IV 7): Clío ('Gloriosa'), Euterpe ('Deleite'), Talía ('Floreciente'), Melpómene ('Celebrada en cantos'), Terpsícore ('Deliciosa danzante'), Érato ('Adorable'), Polimnia ('Cantora de himnos'), Urania ('la Celeste') y Calíope ('Bella Voz').

Sarcófago de las Musas. Museo del Louvre.

Las funciones de las Musas:

Las Musas en conjunto favorecen las actividades artísticas y científicas humanas (Riano de Creta, fr. 19 Page en escolio Ap. Rd. III 1:«todas escuchan cuando se pronuncia el nombre de una»).

Calíope es el mayor de las Musas (Apd.1.3.1) y la más importante (Hes.Teog.75). Ella se deleita en la sabiduria (Antologia Palatina IX 505; Pla. Fedro 259D), pero también se ha relacionado con la poesía épica (Antologia Palatina IX 504). Se casó con Eagro y tuvo con él a Orfeo (Hig.Fab.14), Marsias (Hig.Fab.65) y Lino (este último es su hijo de Apolo). Con el río Estrimón, dio a luz a Reso, el tracio que vino a luchar en la guerra de Troya y murió el día después de su llegada. Con Zeus tuvo a los Coribantes (Estrab.X 3.19).

Talía es la musa de la comedia (A.P. IX 504) y la inventora de la agricultura y botánica (escolio Ap.Rd. III 1). La Musa de la Comedia, se llama así porque los hombres cuyas alabanzas se han cantado en los poemas florecen a través de largos períodos de tiempo. De Talia y Apolo nacen los Coribantes (Apd. I 3.1).

Clío es la musa de la historia (A.P. epigrama IX 505), es así llamado porque los cantos de los poetas dan gloria a los que son alabados por ellos. Clio, se enemistó con Afrodita al reprocharle su amor con el mortal Adonis y fue castigada con su pasión  por el rey Piero de Pella (Macedonia), dando a luz a Jacinto (Apd.1.3.2) y Polibea (Pau. 3.19.4).

Érato es la inventora de los himnos (A.P. epigrama 504). Hace que los que son instruidos por sus hombres son deseados y dignos de ser amados. Los poetas del amor ganan su favor (Pla. Fed. 259).

Euterpe es la inventora de la tragedia (A.P. 504) y de la flauta (A.P. 505). Es llamada así porque da placer a los que la oyen cantar. Posible madre de Reso por Estrimon (Apd. I 3.1).

Melpómene es la inventora del bárbito (A.P. epigrama IX 504), de la oda o poesía lírica (Escolio a Ap. Rd. III 1), de la épica (A.P. epigrama IX 505), y de la tragedia (Antología Latina 88 y 664). Ella es la madre de los Sirenas por el río Aqueloo (Apd. Ep.7.18).

Terpsícore inventa la flauta (A.P. epigrama IX 504) y la educación (escolio Ap. Rd III 1). Se relaciona con la danza y los que la han honrado en las danzas son más caros para ella (Pla.Fed. 259c). Es madre de las Sirenas por Aqueloo (Arg. IV 893).

Polimnia inventó la danza y la armonía (A.P. epigrama IX 504), la retórica (A.L. 664a), la lira (escolio Ap. Rd. III 1) y, quizá, la mímica (A.L. epigramas 88 y 664).

Urania se llama así porque ella eleva a sus discípulos a alturas celestiales, y los que están más preocupados por la filosofía y los cielos le son queridos (Pla. Fed. 259D). Siendo la Musa de la Astronomía, podía predecir el futuro por la posición de las estrellas. Urania es madre de Lino, ya sea por Apolo (Hig.Fab. 161) o por Anfimaro, hijo de Poseidón (Pau. IX 29.6, Lino también llamado Etolino y Maneros). Esta Musa es también madre de Himeneo, que siempre asiste a los ritos de la boda, siendo el compañero de juego de Eros y el dios del matrimonio (Nono 24.87).
--

6) La sexta es Leto o Latona  madre de Apolo o Febo y Ártemis o Diana (Teog. 918).

Nacimiento de Apolo y Ártemis:

Latona encinta de gemelos, al aproximarse la hora del parto, no encuentra ni en el cielo ni en la tierra lugar que le de acogida porque la celosa Hera había prohibido que Latona diese a luz en cualquier lugar iluminado por el sol. Solo su hermana Asteria (hija de Ceo y Febe, igual que Leto), la isla errante, acoge a la diosa a cambio de que Apolo tenga allí su santuario. El parto dura nueve días porque Hera retiene a su hija Ilítia en el Olimpo. Dione, Rea y Temis avisan a Ilítia de espaldas a Hera y le prometen un gran collar a cambio de su ayuda. Llega Ilítia para que Leto pueda parir en ladera del monte Cinto (de donde viene el apodo "Cintio" y "Cintia" de los hermanos), junto al río Inopo, de rodillas y agarrada a una palmera. Los cisnes del Pactolo cantan siete veces y en recuerdo, Apolo pondrá siete cuerdas en su lira. La Taumántide Iris revela la acogida de Asteria a Latona, pero Hera perdona a Asteria por no haber profanado el lecho de Zeus (después de dejar embarazada a Leto, Zeus persigue a su hermana Asteria quien huye transformada en codorniz primero y escondida de la luz del sol en forma de roca en el fondo del mar, de donde surge para acoger a Leto sin desobedecer las órdenes de Hera en Hig. Fab. 140). Después del parto de Latona, recibe el premio de quedar fija (Himno homérico III a Apolo) y es conocida desde entonces con el nombre de Delos ('Luminosa').

Ártemis:

Ártemis nace un día antes que su hermano y ayuda a su madre en el parto de éste (el H.H. III distingue a la isla de Ortigia como lugar de nacimiento de Ártemis de la isla de Delos, se trataría del islote Renea próximo a Delos en Estrabón X 5, 5, 486).
Ártemis. Museo de Louvre

Ártemis es la diosa eternamente joven que se regocija en la caza. Celosa de su virginidad, castiga sin piedad a sus acosadores como Acteón (Ov. Met. III 151), Orión (Apd. I 4.5) y Sipretes (Ant. Lib. 17). La falta de reconocimiento de la diosa Ártemis en los sacrificios por Eneo es la causa del castigo con el jabalí de Calidón (Apd. I 8.2) y para Agamenón supone la parálisis de su flota en Áulide y el posterior sacrificio de Ifigenia (Apolodoro, Epítome 3,21-22; Hig. Fáb. 98; Pausanias IX 19,6). Ártemis, agradecida por su devoción, pone a Hipólito, con el nombre de Virbius, bajo la protección de la ninfa Egeria, en el bosque de Aricia (Lacio) donde es honrado con adoración divina. (Hig. Fab. 47, 49, Apd. III 10.3; Ov. Met. XV 490 y  Fast. III 265, VI 737).

Apolo:
Apolo Belvedere. Museo Pio-Clementino

Los Hiperbóreos:

Hiperbórea es el lugar de nacimiento de Leto (Pausanias I 18, 5), isla situada más allá del Viento Norte (Diod. Sic. II 47. 1), con su noche y su día de seis meses de duración (Pompon. Mel. III 5, 36). Pueblo justo y feliz, similar a los hombres de la raza de oro, longevo (Calim. Himno IV 282), consagrado a la paz, al ocio y al culto de Apolo. En el país de los Hiperbóreos se encuentra el Jardín de las Hespérides (y no en Libia según Apd. II 11). Los Hiperbóreos, envían a dos doncellas Arge y Opis, para satisfacer a Ilítia y permitir el parto de Leto. Posteriormente serán honradas en himnos y ofrendas en Delos (Herod. IV 35; Pausan. V 7, 9 son Opis y Hecaerga).

Después del nacimiento de Apolo, los hiperbóreos envían a Delos a unas doncellas llamadas Hipéroque y Laódice, escoltadas por cinco hombres (Herod. IV 32) con unas ofrendas. Las doncellas no regresarán jamás a su país. Por este motivo los Hiperbóreos envían las ofrendas de "objetos sagrados" embaladas en paja de trigo, a través de otros pueblos, como los Arimaspos y los Isédones. Los Arimaspos son una raza de Cíclopes guardianes de oro (Heródoto IV 13; Pausanias I 24, 6). Las primeras doncellas de los Arimaspos que llegan a Delos son Upis, Loxo y Hecaerge, hijas del Bóreas, que tampoco regresan (Calimaco, Himn. IV 291-95).  El acebuche llega a Delos del país de los Hiperbóreos, traído por uno de los Dáctilos del Ida llamado Hércules y será utilizado para la corona de victoria en los juegos Olímpicos.

El profeta Hiperbóreo Ábaris (Herod. IV 36) recorrió la tierra en tiempos de Creso volando sobre la fecha que Apolo utilizó para matar a los Cíclopes y realizando curaciones milagrosas (Platón Cármides 158b). La fecha fue después catasterizada en la constelación de Sagitta (Eratóstenes 29). Los Hiperbóreos Págaso y Agieo, compañeros del profeta Olén, supuesto inventor del hexámetro (según atribuía la poetisa Beo), fundan el oráculo de Delfos y su primera profetisa pítica es Femónoe (Paus. X 5, 7). Dos Hiperbóreos, Hipéroco y Amádoco, acuden para defender Delfos de la incursión de los Gálatas del 279 a.C. (Pausan. I 4, 4).

La serpiente Pitón.

Pitón es una monstruosa serpiente, nacida de la Tierra, que crió por orden de Hera al terrible Tifón (H.H. III 350). Vivía al pie del monte Parnaso, realizando funciones proféticas (Hig. Fab. 140) como sucesora de la Titánide Temis (en Ovidio Met. I 321, es la profetisa oracular del Parnaso en la época de Deucalión y Pirra; en Esquilo, Eumen. 1-8, existe una sucesión en el oráculo del Parnaso: la Tierra, Temis, Febe y Apolo) o bien era guardiana del oráculo de Temis (Apod. I 4, 1) o del oráculo de la Tierra (Paus. X 6, 5). Pitón está destinada a morir después del parto de Leto y persigue a la diosa por la tierra hasta que Bóreas/Aquileón la lleva por los aires hasta la isla de Ortigia (Hig. 140).

Apolo busca un lugar donde fundar su santuario. En Haliarto (Beocia), la ninfa Telfusa, temerosa de ver disminuidas sus ofrendas, persuade a Apolo para que se dirija a Crisa al pie de Parnaso. Aquí, para vengar a su madre, mata a flechazos, desuella y forma con la piel de Pitón el famoso trípode de las sacerdotisas Pitias. Apolo es purificado de su crimen, en el valle de Tempe (en Plut. Qu. Gr. 12), por Carmánor (Paus. II 30, 3). En recuerdo de su victoria (Ovid. Met. I 445-47) o como homenaje  a la serpiente (Hig.140) se fundan los  Juegos Píticos.

Apolo viaja de vuelta a Telfusa, cubre la fuente de la ninfa con una roca y sobre ella levanta un altar. Toma la forma de un delfín, salta a una nave cretense y obliga a sus tripulantes a encaminarse a Crisa, y consagra a su culto el templo, bajo la advocación de Apolo Delfinio (H.H. III).

El gigante Titio:

El colosal Titio, hijo de Zeus y de la mortal Élara, nacido bajo tierra para ocultarse de Hera, llega a Delfos y trata de forzar a Leto. Ésta pide ayuda a sus hijos, que lo matan a flechazos (venganza similar a los hijos de Níobe). En el Inframundo Titio es sometido a un castigo similar a Prometeo, unos buitres le devoran el corazón o el hígado (Od. X I 576-81; Apd. I 4, 1; Hig. Fab. 55; Paus. X 11).
--

7) La última esposa es su hermana Hera. De ese matrimonio nacen tres dioses: Hebe, Ares e Ilitía (Teog. 921). Hera imitando a Zeus por haber dado a luz a Atenea de su cabeza, concibe, sin unión sexual, a Hefesto.

Hera Farnesia. Museo arqueológico nacional de Nápoles

Unión de Zeus y Hera:

Hera se crió en los confines de la feraz tierra por Océano y Tetis (Il. XIV 201), en Arcadia por Ténemo, hijo de Pelasgo (Paus. VIII 22.2 y las Horas fueron sus niñeras Paus. II 13.3) o en la isla de Eubea (Paus. II 17).

Zeus y Hera se vieron a escondidas de sus padres (Il. XIV 296) y esos amores furtivos y castos duraron trescientos años (Nono XLI 322). Zeus se sirve de una estratagema para la primera unión con Hera. Zeus transformado en cuclillo en medio de una tormenta se deja caer en el regazo de Hera y al taparlo con su ropa recupera su forma (Paus. II 17.4). Esto pudo ocurrir en la cima del monte Tórnax o Cocigio ‘Cuclillo’ en la Argólide, donde hay un templo dedicado a Zeus (Paus. II 36.2). En uno de sus encuentros secretos, Citerón engaña a Macris, ninfa eubea responsable del cuidado de Hera (es el mismo nombre que la niñera de Dioniso, pero en Paus. II 17 las cuidadoras de Hera son tres ninfas hijas del río Asterión: Eubea, Prosimna y Acrea), asegurándole que Zeus se esconde con Leto en una cueva. Pero Hera disgustada con Zeus se separa y regresa a Eubea (Paus. IX 3).

Zeus, aconsejado por el sabio Citerón (o por Alalcomeneo el autóctono, según Plut. en Eusebio, Preparación evangélica III 1.3), finge su boda con Platea hija de Asopo (Dédale según Plutarco citado en Eusebio III 1.3), vistiendo de novia una estatua de madera y organizando una celebración. La celosa y vengativa Hera arranca furiosa la ropa de la imagen. Descubierto el engaño, Hera Ninfeuómene ocupando el lugar de la figura, celebra su matrimonio con Zeus. En Platea, durante la fiesta de las Daidalas se quemaba una imagen femenina de madera. En Samos, durante la festividad de las Tonaias se oculta una estatua de Hera vestida de novia (Lact., Instituciones divinas I 17.8) con ramas de sauce y de dejan pasteles ante ella (la festividad de las Tonaias en Samos conmemora el secuestro de una estatua de de Hera por unos piratas y su recuperación, en Ateneo 15. 672a, citando a Menodoto de Samos).

En su boda, Gea regala a Zeus y Hera unas manzanas doradas que se cultivan en el Jardín de las Hespérides (Apd. II 11). Todos los dioses, hombres y animales son invitados a las bodas de Hera y Zeus. La ninfa Quelona se niega a salir de casa. Hermes arroja agua a la casa de Quelona con la ninfa dentro y las transformó en tortuga (Servio, Comentario a la Eneida I 505).

Zeus tendrá multitud de escarceos amorosos pero Hera permanecerá siempre fiel. Hera es acosada por el gigante Porfirión (Apd. I 6.1), el gigante Eurimedón (quien la violaría siendo niña y tendría por hijo a Prometeo, según Eustacio, Comentario a Homero 987), por Efialtes el Alóada (Apd. I 7.4) y por Ixión (Pind. Oda Pítica II 21).

Concibe sin embargo a Hefesto sin la participación de Zeus (Teog. 886), a Tifón (H.H. III), a Ares al tocar la flor de Flora de los huertos olenios (Ov. Fast. V 255) y a Hebe al comer una lechuga (Mit. Vat. I 204).

Hera renueva cada año su virginidad  después de lavarse en la fuente de Cánato, en Nauplia (Paus. II 38.2).

Rebelión de Hera

Solo una vez Hera, con la ayuda de Atenea y Poseidón (que son las divinidades que protegen a los griegos en la guerra de Troya), intenta una revuelta contra Zeus y consiguen atarlo pero son detenidos por Tetis y el hecatónquiro Briareo/Egeón (Il. I 396).

Zeus castiga a Hera colgándola del cielo por las muñecas con una cadena de oro y un yunque atado a cada tobillo por haber provocado una tormenta en el viaje de regreso de Heracles de Troya (Il. XV 18). Hera es rescatada por su hijo Hefesto.

Hefesto:

Hefesto o Vulcano es hijo de Hera sin conocer varón (Teog. , Ap. Rd. I 859; Apd. I 3, 5; Hig. fab. pref. 22; Nono Dion. IX 228), hijo de Zeus y Hera (II. I 571, XIV 338; Od. VIII 312; Cornuto 19) o de Hera y de Talos el sobrino de Dédalo (Serv., Comentario a las Églogas IV 62).
Vulcano de Herman Wilhelm Bissen (1798-1868). Museo Thorvaldsen, Copenhague.

La caída de Hefesto

Hefesto es precipitado del cielo a la tierra, por su propia madre, pues nacido cojo y feo, quería así ocultarlo de la presencia de los dioses (II. XVIII 395). Cae al mar, donde es recogido y cuidado durante nueve años por la Oceánide Eurínome y por la Nereida Tetis.

Hefesto envía a su madre un trono de oro con unos lazos invisibles que aprisionan a Hera al sentarse. Dioniso lleva a Hefesto al cielo y después de emborracharlo, consigue que libere a su madre (Paus. I 20, 3).

La segunda caída de Hefesto es provocada por Zeus por causa de haber ayudado a su madre Hera  cuando éste la tenía colgada del cielo, con un yunque atado a cada pie por haber producido una tempestad contra Hércules (Apd. I 3, 5). Después durante un día, aterriza en la isla de Lemnos (Apd. I 3, 5 explica por esta caída su cojera).

La familia de Hefesto.

Venus es la esposa de Hefesto (Ap. Rd. III 96) y su hijo es Eros (o uno de los muchos Eros, Nono XXIX 334). La esposa de Hefesto se llama Caris (en Il. XVIII 382) y es una de las Gracias, Aglaya, la menor (Teog. 945) y sus hijos son Eukleia (buena gloria), Eupheme (buen discurso) y Euthenia, (prosperidad) y Philophrosyne (bienvenida).

El adulterio de Venus con Ares es descubierto por Helios, que todo lo ve, a Hefesto quien castiga a los amantes atándolos al lecho y llamando a los dioses para que los vean (canción del ciego Demódoco, Od. VIII 266; Ov. Met. IV 171). 

En Lemnos, Hefesto es padre de los Cabiros por Cabiro, hija de Proteo (Estr. X 3, 21) y en Sicilia es padre de los Palicos, por Etna hija del Océano, o Talía (o bien Talia es hija de Hefesto y los Palicos hijos de Talia y Zeus, Servio sobre la Eneida, IX 586).

La fragua de Hefesto.

Hefesto es el dios del fuego y el constructor de toda clase de mecanismos. Su fragua está en el Olimpo (II. XVIII 148, 369; Od. VIII 272; Virg. En. VIII 423); en Lemnos (Cic. Nat. Deo. III 22, 55); en Sicilia, en el interior del Etna (En. VIII 440 - Hefesto fabrica las armas de Eneas); en Plancta, en las islas Lípari (Ap. Rd. III 39); o en las islas Eolias al N. de Sicilia (Tucidices III 88,3).

Hebe: 

Hebe o Juventas de bellos tobillos y sandalias doradas,  simboliza la juventud, don que ella otorga. Es hija de Zeus y Hera (Teog. 921; Od.11. 601; Pindaro Oda Ist. 4, Apd. 1.13; Pausanias 2.13.3, Eliano Sobre los Animales 17.46; Higino Prefacio), solamente hija de Hera (Ov. Met. IX 416; Apd. II 7, 7 y Paus. II 13, 3), hija de Hera después de comer una lechuga (Mit.Vat. I 204, parecida a la fecundación de Ares al tocar la flor de Cloris/Flora).

En el Olimpo actúa de copera de los dioses a los que sirve néctar y vino mientras ven la guerra de Troya (Il. IV 1), es la ayudante y cómplice de su madre Hera (Il. V 720) e incluso baña a su hermano Ares y le pone ropa limpia (Il. V 905)

Rejuvenece a Yolao, sobrino de Hércules (Eurip. Heraclid. 851; Ov. Met. IX 399). Hebe se casa con  Hércules a la llegada de éste al cielo (Od. XI 601, pasaje que parece una interpolación). Los hijos de Hebe y Hércules se llaman Alexíares y Aniceto.
Hebe. Adamo Tadolini (1788-1868). Museo del Prado.

Ares:

Ares o Marte es el dios de la guerra que se regocija en la matanza y en la sangre, aunque la fuerza bruta de Ares puede ser vencida por Diomedes con la ayuda de Atenea (Il. V 855), por Heracles en la toma Pilos (Il. XI 617) o por los Alóadas quienes encierran a Ares en una vasija (II. V 835-98). 
Ares Ludovisi. Museo Nazionale Romano del Palazzo Altemps

Ares y Afrodita.

Ares es amado por Afrodita, bien sean relaciones adulterias o en matrimonio legítimo (en Hesíodo Teog. 945,  la esposa de Hefesto es Aglaya, en Ovidio Met. III 132 los suegros de Cadmo son Marte y Venus).

Ares y Afrodita son los padres de Fobo ('Temor'), Dimo ('Terror') y de Harmonía, esposa de Cadmo (Hes. Teog. 933) y de Eros (Nono V 88, según el poeta Olén es hijo de Ilítia: Paus. IX 27.1) que con sus flechas enamora a los mortales (Nono VII 110) y a los dioses como Dioniso (Nono XI 351), Apolo (Met. I 452), Afrodita (Met. X 525) y Hades (Met. V 363).

Ares es padre también de las Amazonas (como Hipólita, Antíope y Pentesilea), de Enómao de Pisa, de Alcipe de Atenas y de los caciques Cicno, Licaón y Diomedes.

Las Amazonas.

La madre de las Amazonas es, la ninfa Harmonía (distinta de la hija de Ares y Afrodita). Las Amazonas, pueblo de mujeres guerreras que habita en el Quersoneso Táurico (ribera Norte del Ponto Euxino) o en las orillas del río Termodonte (ribera Sur del Euxino). Hábiles jinetes y arqueras,su nombre se traduce como «sin pecho» porque para poder disparar con soltura, se comprimían el pecho derecho (Apd. II 5, 9).

En tiempo histórico, Alejandro Magno se reune con reina Talestris de las Amazonas (Diodoro XVII 77,1; Quinto Curcio VI 5, 24; Estrabón XI 5, 4; pero en Arriano VII 13, 2 el sátrapa Atropates proporcionó a Alejandro cien mujeres equipadas como Amazonas que Alejandro separó de su ejército para evitar disturbios y escribió a la reina que ya iría él a visitarla para procrear).
 
El Areópago.

La madre de Alcipe es Aglauro, hija de Cécrope, rey de Atenas. Alcipe es forzada por Halirrotio ('Estruendo del Mar'), hijo de Posidón. Ares da muerte a Halirrotio y es juzgado y declarado absuelto por los otros dioses Olímpicos, en la peña de Atenas desde entonces, llamada Areópago (Apd. I I I 14, 2; Pausan. I 28, 5).

Los violentos hijos de Ares.

Enómao rey de Pisa en Élide, hijo de Ares y la Asópide Harpina (Diod. IV 73, 1; Paus. V 22, 6) o la Atlántide Asteria (Hig. Fab. 250, jinetes muertos por sus caballos). Enómano y la Atlántide Estérope son los padres de Hipodamia (Apd. III 10.1). Enómao muere arrastrado por sus caballos en la carrera de carros de la competición con Pélope por la mano de Hipodamia.

Tres hijos de Ares con distintas mujeres son derrotados por Hércules. Diomedes de los Bistones, hijo de Ares y Cirene (Apd. II 5.8) o de Ares y Asteria (Hig. Fab. 250), muere en su lucha con Hércules quien roba sus yeguas antropófagas. La madre de Cicno de Itono es Pelopia (Apd. II 7.7) y existe hijo de Ares llamado también Cicno, cuya madre es la Asópida Pirene, que se enfrenta a Hércules y es ambos son separados por un rayo de Zeus (Hig. Fab. 31; Apd. II 5, 11). El los juegos fúnebres de Pelias, Cicno, hijo de Marte, mata con las armas a Pilo, hijo de Diódoto (Hig. Fab. 273).
 
Ilitia:

Ilitía o Lucina es hija de Zeus y Hera (Teog. 921) o de Hera solo (Pind. Nem. VII), aunque pueden existir varias Ilitias (Il. XI 270). Según los cretenses por nace en una cueva en Cnoso (Od. XIX 188; Paus. I 18, 5). Se considera la  diosa protectora del parto y de los nacimientos. Hera impide los nacimientos de Hércules (II. X IX 119) y de Apolo (Himno homérico III a Apolo) manteniendo alejada a Ilitía.




METIS
THEMIS
EURÍNOME
DEMÉTER
MNEMÓSINE
LETO
HERA
Grupo
oceánide
titánide
oceánide
olímpica
titánide
titánide
olímpica
Relación
Prima
Tía
Prima
Hermana
Prima
Tía
Hermana
Descendencia
Atenea
Horas
Gracias
Perséfone
Musas
Apolo, Ártemis
Hebe,
Ares,
Ilítia

========================================================================



2) Amantes divinas de Zeus:


Asteria. Hija del Titán Ceo y Febe (Hig. Fab. Pref.), hermana de Leto y esposa de Perses (Teog. 409), por quien tuvo a Hécate. Para escapar de Zeus, se metamorfoseó en una codorniz y se lanzó al mar, donde se metamorfoseó en la isla de Ortigia, después llamada Delos (Apd. I, 2.2, 4.1, Hig. Fab 53). Zeus y Asteria son los padres del cuarto Heracles (Cicerón, De Nat. Deor. III, 16).

Dione, Oceánide (Hes. Teog. 353; pero en Apd. I 1, 2 Dione es una Titánide, en I 2,7 una Nereida), madre de Venus (Il. V 370; Eur. Hel.1098; Apd. I 3, 1; Higino Pref. Fab.19. Ovidio Met. IV 532-38, combina la genealogía homérica con la hesiódica: llama tío de Venus a Neptuno y Venus dice a continuación que hubo un tiempo en que ella fue una masa de espuma en el mar).

Estige. La mayor de las oceánides y personificación del odio (stygos). Es la primera aliada de Zeus en las Guerras de los Titanes, donde acudió con sus hijos Nike (Victoria), Zelos (Rivalidad), Bias (Fuerza) y Kratos (Poder) para estar al lado del dios en la batalla. Fue recompensada por Zeus convirtiéndole en el agente de los juramentos que unían a los dioses. Madre con Zeus de Perséfone (Apd. I 3.1, puede ser distinta de la hija de Deméter).

Gea. Madre de Agdistis (Paus. VII 17.10), ser hermafrodita que nació del semen derramado por Zeus en una piedra llamada Agdo. Dioniso emborracha a Agdistis y corta sus genitales. De su sangre nace un almendro cuya fruta pone en su seno Nana (una ninfa hija del río Sangario) y concibe a Atis (compañero de Cibeles, Ov. Fast. IV 223).

Los centauros de Chipre surgen de la tierra impregnada con el semen de Zeus cuando intenta hacer el amor con Afrodita (Nono 14. 194). Son una raza de centauros con cuernos.

Manes, primer rey Meonia, después llamada Lidia (Hdt. I 7; VII 74), es hijo de Zeus y Gea (D.H. I 27.1). Su hijo es Atis (Hdt. I 94.3) padre de Lido, epónimo de Lidia.

Calíope ("Bella voz"). La mayor de las Musas es la diosa de la música, canciones y danzas. Madre de Orfeo y Lino (muerto por Heracles) por Apolo (Apd I 3.2 los hijos de las Musas), de Reso (aliado troyano muerto por Diomedes) por el río Estrimón (Apd. I 3.2) y de los Coribantes por Zeus (Estrabón X, 3.19; pero son hijos de la Musa Talia y Apolo en Apd.).

Lisítoe. Océanide. Madre con Júpiter del primer Heracles, que se enfrentó a Apolo por el trípode de Delfos (Cic. De natura deorum III 42).

Nemesis. También llamada Adrastea (Aminano Marcelino XIV 11.25). Hija de la Noche (Teog. 223).  Némesis huye de Zeus metamorfoseada en oca. Zeus atrapa a Nemesis y mantiene relaciones con  con la formal de un cisne. Némesis pone un huevo de donde nace Helena (existen tres versiones que hacen a Helena hija de Nemesis: Cipria Hom. Fr. 8; Apd. III 10.7; Hig. Astr. 2.8) a quien habría criado y alimentado Leda como su propia hija (Paus. I 33.2).
 
Perséfone. Seducida por Zeus con la apariencia de Hades, tiene una hija que es Melinoe (H. Órficos 71), quien vaga por la tierra en la oscuridad asustando a los mortales. Se cree que es la causa por la cual los perros ladran en mitad de la noche.

Selene. Titánide, hija de Hiperión y Tea. La hija de Zeus y Selene es Pandia (Himno homérico XXXII; prólogo dé las Fábulas de Higino) también llamada Ersa (Alcman Frag. 57) o Nemea.

Amores no correspondidos:

Afrodita: La diosa del amor y de la belleza, casada con Hefesto, tiene relaciones adúlteras con Ares y otros amores: Dioniso (por quien concibe a Priapo), Adonis (repartido, entre ella y Perséfone) y Anquises, príncipe troyano de quien se enamora por obra de Zeus, siendo Eneas el fruto de esa unión (Himn. Hom. V; Il. II 820, V 247,313,  XX 240). Zeus persigue a Afrodita a Afrodita para saciar su lujuria pero la diosa se eleva por los cielos más rápida que él. De la tierra impregnada con el semen de Zeus nacen los centauros cornudos de Chipre, que lucharán en las guerras de Dioniso (Nono 14, 194).
 
Tetis. Nereida, hija de Nereo y Doris. Pretendida por Zeus y Poseidón. Una predicción de Prometeo era que su hijo sería más poderoso que su padre, podría expulsar a Júpiter de su reino, como él mismo había hecho con Saturno. Prometeo advierte a Júpiter a cambio de liberarlo de sus cadenas. Tetis es entregada en matrimonio a Peleo, hijo de Éaco. Hércules, enviado para matar al águila que estaba comiendo el corazón de Prometeo, después de cuatrocientos años, libera al Japetónida del monte Cáucaso (Hig. Fab. 54).
Peleo rapta a Tetis. Kilix ática de figuras rojas. Duris, ca. 490 a.C. Gabinete de medallas de la Biblioteca Nacional de París

========================================================================


3) Ninfas y otros seres sobrenaturales:

Aix (Boetis). Ninfa casada con Pan. Intenta escapar de la persecución de Zeus con la forma de una cabra. Tiene un hijo que es Egipan (Capricornio). Puede tratarse de la hija de Helios y Perseis, una de las nodrizas del niño-Zeus, o de la hija de Oleno (hijo de Hefesto, Hig. Astr. Poet. II 13).

Asópida Egina, náyade hija del río Asopo. Huye de Zeus a la isla Enone (después llamada Egina). Secuestrada por Zeus con la forma de águila, tienen un hijo que es Éaco (padre de Peleo, abuelo de Aquiles). En Tesalia, Egina y Actor son los padres de Menecio (padre de Patroclo). (Paus. II 29.2; D.S. IV 72.1; Ant. Lib. 38; Hig. Fab. 5).

Asópida Sínope. Ninfa de Argos. Pretendida por Zeus, Apolo y el río Halis consigue burlarlos y permanecer vírgen (Val. Arg. V 109). Apolo la secuestra y transporta a Asia Menor donde se encuentra la ciudad de Sinope. Tiene un hijo llamado Siro, rey epónimo de los sirios (D.S. IV 72).

Atlántide Maya (Teog. 938 s., etc.), es la madre de Hermes o Mercurio, heraldo de los dioses.

Hermes:
Hermes Ingenui. Museo Pio-Clementino. Vaticano

Hermes nace en una cueva del monte Cilene de Arcadia. Se representa con el caduceo de oro, el pétaso o sombrero redondo y alas en los pies.

Como atributos, dios elocuente y astuto, inventor de las lenguas (Hig. Fab. 143), de la lira (Him.Hom. IV) y el caramillo (Paus. V 14, 8). Hábil en toda clase de hurtos, protector de los ladrones (famoso ladrón es su hijo Autólico) y él es quien hace cínica y voluble a Pandora (Hes. Trab. 67 y 78). Psicopompo o conductor de las almas al Infierno (como los pretendientes de Penélope, Od. XXIV). También es el benefactor del comercio.

El ganado de Apolo.

El robo de las vacas de Apolo por Hermes (Himno Hom. IV 68; Ov. Met. II 685; Apd. III 10;  Ant. Lib. 23; Paus. VII 20, 4) se produce el mismo día de su nacimiento: nacido al alba, fabrica la lira al mediodía y realiza el robo con nocturnidad. Hermes se lleva cincuenta vacas de Apolo desde Pieria hasta Pilos de Trifilia, «haciendo que las pezuñas delanteras fuesen traseras y las traseras delanteras y marchando él también al revés» (como Caco al robar las vacas de Gerión) y ata maleza a los rabos de las vacas para que las ramas borren las huellas.

El robo es denunciado a Apolo por viejo Bato. Apolo acude enfurecido al monte Cilene, donde Hermes escondido en la cuna y lo niega todo. Apolo amenaza a Hermes. Éste roba, sin que se dé cuenta, la aljaba de Apolo, detalle que le hace mucha gracia (Paus. VII 20). Apolo se echa a reír, lo coge en brazos y se lo lleva al Olimpo. Hermes sigue negando ante Zeus, provocando la risa de los dioses. Hermes devuelve las vacas a Apolo, pero, al escuchar éste tocar Hermes su lira, se queda con ella a cambio de las vacas (Hermes benefactor del comercio).

Hermes fabrica la siringe o caramillo de la que también se encapricha Apolo y se queda con ella, a cambio de su vara o caduceo de oro (Apd. III 10) y de instruir a Hermes en la adivinación por piedrecitas o trías.

Hermes castiga a Bato con la vara y lo convierte en piedra, el Mirador de Bato (Ovidio, Met. II 676; Ant. Lib. 23).

Filemón y Baucis

Hermes y Zeus descienden a la tierra en medio de una tormenta disfrazados de mendigos. En Tiana, son ignorados por los hombres, excepto los ancianos Filemón y Baucis quienes les permiten entrar en su humilde casa. Después de servir comida y vino a sus invitados, Baucis descubre que, a pesar de llenar varias veces los vasos de los visitantes, la jarra de vino permanece llena. Filemón decide ofrecer a sus invitados el último ganso que guardaban en casa. Cuando el campesino se acerca al ave, el animal escapa hacia el regazo de Zeus. Zeus advierte al matrimonio que va a destruir la ciudad por su impiedad y a todos aquellos que les habían negado la entrada. Les dijo que deberían subir a lo alto de la montaña con él, y no darse la vuelta hasta llegar a la cima (similar a la destrucción de Sodoma y la Pentápolis bíblica, Génesis 14). Zeus concede a los ancianos ser guardianes de su nuevo templo y morir al mismo tiempo. Tras su muerte, Zeus los convirtió en árboles que se inclinaban uno hacia el otro mientras ellos decían sus ultimas palabras: Filemón lo convirtió en roble; y a Baucis, en tilo (Ov. Met. VIII 611).

Los hijos de Hermes.

La esposa de Hermes es Peito o Pito, símbolo de la persuasión, una de las Gracias (Nono 8 220). Algunas divinidades menores se consideran hijas de Hermes: Angelia, diosa de los mensajes (Pind. Ol. VIII 4); Eleusis hija de la oceánide Daera (Paus. I 38); Hermafrodito, hijo de Hermes y Afrodita (Ov. Met. IV 285); Palestra, personificación del arte de la lucha libre (Filóstrato 2.32); el cornudo Pan, inventor de la siringe es hijo de Hermes y una hija de Driope (Plinio VII 204);  Priapo, dios menor de la vegetación, protector de huertos y jardines (Hig. Fab. 160). Los lares, que guardan y vigilan las encrucijadas, son hijos de Hermes y la náyade Lara, hija del río Almón (Ov. Fast. II 599). Los sátiros renombrados por su inteligencia son hijos de Hermes y de Íftime, hija de Doro (Nono XIV 105).

En la familia mortal de Hermes sobresalen reyes, fundadores de ciudades, argonautas, héroes y pícaros que son famosos por su astucia.

Reyes. Arabio, hijo de Tronia (hermana de Dánao, Egipto y Cefeo), rey de Arabia conquistada por Egipto y padre de Casiopea (Ant. Lib. Met. 40). Buno, hijo de Hermes y Alcidamia, reinó en Éfira/Corinto después de la expedición de Eetes a La Cólquida y su muerte Corinto fue gobernado por Epopeo de Sición (Paus. II 3.10). Evandro rey de Lacio que dirigió una colonia de arcadios a Italia y fundó una ciudad en el Palatino (Paus. VIII 43.2). Fauno, rey de Italia que sacrificaba a los extranjeros y fue muerto por Heracles (Plut. Para. 38).  Norax, primer rey de Cerdeña, hijo de Hermes y Eritía, hija de Gerión (Paus. X 15.5). Pólibo, hijo de Hermes y Ctonofile, fue rey de Sición (Paus. II 6.6).

Fundadores de ciudades. Cérix, rey de Eleusis, que puede ser hijo de Hermes y Aglauro, hija de Cécrope casada con Eumolpo (Paus. I 38). Céfalo, hijo de Hermes y Herse (hija de Cécrope y hermana de Aglauro) fue amante de Eos y rey de Cefalonia. Cidón hijo de Acacálide, hija de Minos, funda la ciudad de Cidonia en Creta (Paus. VIII 53). Faris, hijo de Hermes y la Danaide Filodamia funda la ciudad de Faris en Mesenia (Paus. IV 30.2).

Argonautas. Etálides, hijo de Hermes y Eupolemia (hija de Mirmidón de Ftía) que actua de heraldo de los argonautas (Ap. Rd. I 54; Val. Flac. I 437) y conserva su memoria después de muerto incluso en las sucesivas reencarnaciones (Diogenes Laercio, Vidas de filósofos ilustres, VIII 4). Los gemelos Éurito y Equión, hijos de Antianira, bien adiestrados en engaños, participan en la Argonautica y en la cacería de Calidón (Pind. Pit. IV 179; Ap. Rd. I 52; Hig. Fab. 14; Val. Flac. I 440; Ov. Met. VIII 311).

Heroes de la guerra de Troya. Eudoro, el veloz hijo de Polimela, es uno de los cinco generales de Aquiles que muere en Troya y es vengado por Patroclo (Il. XVI 178).

Pícaros famosos. Autólico, hijo de Quíone, célebre ladrón (Hig. Fab. 156) es abuelo materno de Ulises y de Jasón. Abdero, cómplice de Heracles en el robo de las yeguas de Diomedes, muere devorado por ellas y en su nombre se funda la ciudad de Abdera (Apd. II 5.8). Mirtilo, el auriga, quien sustituyó los clavos de bronce de las ruedas del carro de Enomao por otros de cera para que Pélope venciera en la carrera (Paus. VIII 14.10; Hig. Fab. 224).


Atlántide Electra. Madre de Dárdano (Posth. XIII 545; Hig. 155; Ovid.Fast. IV 31; En. VIII 134), Ematión (Nono III 124) y de Iasón (Hig. Fab. 250); y Harmonía (D.S. V 48.2).

Atlantide Taígete. Pléyade, hermana de Electra y de Maya. Madre de Lacedemón (Apd. III 10.1; Paus. III 12; Hig. Fab. 155; Hig. Astr. 2.21; Nono 32.65).

Calírroe, ("hermoso arroyo") hija del río Aqueloo, náyade de Acarnania. Esposa del epígono Alcmeón (hijo de Anfiarao) y amante sin descendencia de Zeus. Consigue un favor de su amante: que sus hijos (los alcmeónidas, Anfótero y Acarnán) lleguen a edad adulta en una sola noche para vengar la muerte de su padre por los fegeidas (Apd. III 7.5).

Carme. Ninfa de Fenicia, hija de Casiopea y Fénix de Agenor. Madre por Zeus de Britomartis (Paus. II 30.3; Ant. Lib. XL; D.S. V 76.3)).

Dino, posiblemente una de las Grayas, madre por Zeus de las ninfas del Monte Otris (o con el río Esperqueo, Ant. Lib. Met. 22).

Himalia. Ninfa de Rodas. Después de vencer a los Titanes, Zeus se enamoró de la ninfa Himalia (puede tratarse de Halia, su cuidadora) y tuvo por hijos a Esparto, Cito y Cronio (Diod. V 55.4).

Hora. Ninfa o extraño se híbrido del Quersoneso táurico. La mitad superior de su cuerpo es de forma de mujer y los miembros inferiores de serpientes. Se une a Hércules y es la madre Escita el primer rey de los escitas en la versión griega de su origen (Hdto. IV 8). Zeus y Hora (parece el mismo ser) son padres de Colaxes, que muere en la batalla entre colcos y argonautas porque Júpiter decide no ayudar a su hijo para ser justo con los otros dioses a los que había prohibido intervenir (Val. Fla., Arg. VI 48).

Lamia. Princesa de África, hija de Poseidón o Belo y de Libia. Hera secuestró a sus hijos por Zeus, llamados Herófile y Aquileo (Paus. X 12.2) y ella misma transformada en monstruo (D.S. XX 41). Es incapaz de cerrar los ojos, debe extraerlos para poder dormir y colocarlos en un plato (Heráclito 34). Se considera un monstruo que ataca a los niños por la noche.

Aquileo es un joven tan hermoso que compite en belleza con Afrodita, quien lo maldice con la fealdad (Ptolomeo Hefestion, Nueva historia  6, por Focio en Myriobiblon 190).

Herofile fue  la primera mujer capaz de cantar oráculos y se convirtió en la primera sibila para los libios (Paus. X 12.1).

Ninfa de Escitia, hija del río Borístenes (Dniéper). Madre por Zeus de Targitao, primer rey en la versión escita (Hdto. IV 5) mil años antes de la conquista de Dario (514 a.C.). Éste tuvo tres hijos: Arpoxais, Lipoxais y Colaxais. Un día vieron caer del cielo un arado, un yugo, una sagaris y una copa de oro que solo el hijo menor pudo traer a su casa, convirtiéndose en el heredero del reino.

Ninfa de Libia, en la tierra de los garamantes. Madre de Yarbas con Zeus-Amón. Yarbas es el rey de los gétulos que amenaza a Dido con la guerra si no se desposa con él (En. IV 198) y conquista su ciudad después del suicidio de la reina (Ov. Fast. III 551).

Ninfa Sítnide. Madre de Mégaros. En el diluvio de Deucalión escapa a la cumbre del monte Gerania, siguiendo los gritos de las grullas (Paus. I 40.1).

Ninfa de Samos. Madre de Saón, legislador de Samotracia que reunió a los dispersos habitantes en un estado y les dió leyes (Diod. V 48).

Otreis. Ninfa de Malis. Madre de Meliteo que fue expuesto por su madre en un bosque, para que Hera no descubriera la infidelidad. Zeus se ocupó de que fuera criado por abejas y el niño se salvó. Descubierto por su hermanastro Fagro, quien le dió el nombre de Meliteo, por haber sido criado por abejas. La ciudad de Mélite en Ftía fue construida por él (Ant. Lib. 13).

Pluto. Ninfa del monte Sípilo, en Lidia. Madre de Tántalo (Hig. Fab. 155; Estr. XII 8.21; Paus. II 22.3; pero es hijo de Tmolo en el escolio a Eurip. Orest. 5). Tántalo sacrificó a su hijo Pélope, lo entregó como banquete a los dioses y por eso fue castigado en el Inframundo (Hdt. I 7; Hig. Fab. 82).

Talia. Ninfa del monte Etna en Sicilia, hija de Hefesto. Se oculta en el interior de la tierra para huir de los celos de Hera. Madre por Zeus de los gemelos Palicos, genios de los géiseres y las aguas termales (En. IX 584; Macrobio, Saturnalia 5.19,15).

=========================================================================           
4) Amantes mortales:

Antíope. Hija de Asopo (Od. XI 260, aunque mortal) o de Nicteo (regente de Tebas, Apd. III 10.1). Seducida por Zeus en la forma de un sátiro. Madre de Anfión y de Zeto, los Dioscuros tebanos, que fueron abandonados al nacer.

Calisto. Princesa arcadia seducida por Zeus quien se disfrazó de la diosa Ártemis para acercarse a ella. Transformada en osa por la diosa, tiene un hijo que es Arcas (Paus. VIII 3.6; Hig. Fab. 73; Ov. Met. II 409).

Cálice. Hija de Eolo y esposa del rey Etlio de Elis (Apd. I 7.5). Madre de Endimión y/o de Etlio (Hes. Cat. Fr.8).

Casiopea. Princesa de Creta. Madre de Atimnio, el joven que fue motivo de la disputa de Minos y sus hermanos (Apd. III 1.2).

Dia. Hija de Deyoneo casada con Ixión. Madre por Zeus de Pirítoo, rey de los Lápitas (Hig. Fab. 155).

Elara. Princesa tebana, hija de Orcómeno. Amante de Zeus temerosa de la ira de Hera, se refugió en el interior de la tierra donde nació su hijo el gigante Titio (Apd. I 4.1). Hera celosa ordena a Ticio, criatura de inmenso tamaño, atacar a su rival Leto. Ticio fue asesinado por el rayo de Zeus. Su cuerpo se extiende sobre nueve yugadas en la Tierra de los Muertos, y una serpiente come de su hígado, que crece de nuevo con la luna (Hig. Fab. 55; un buitre devora su corazón en En. VI 597 y Apd. I 4.1).

Euriodea. Madre Arcesio, rey de Ítaca y abuelo paterno de Ulises (Od. XVI 118, escolio de Eustacio de Tesalónica). Ulises y su hermana Ctimene, que son hijos de Laertes (hijo de Arcesio y Calcomedusa) y de Anticlea (hija de Autólico y nieta de Hermes), descienden de Zeus por vía materna y paterna (Ovid. Met. XIII, 144).

Eurimedusa. Princesa de Ftía. Seducida por Zeus en la forma de hormiga. Madre de Mirmidón (Serv. Aen. II 7).

Ftía. Muchacha de Egio (Acaya) que es seducida por Zeus transformado en paloma (Eliano, Historias curiosas I.15).

Laodamia. Hija de Belerofontes. Madre de Sarpedón de Licia, aliado de Troya (Il. VI. 197). Asesinada por Ártemis durante una competición de bordado.

Leda. Reina de Esparta seducida por Zeus con la forma de un cisne. Puso un huevo de donde nacieron los Dioscuros (Him.Hom. 32; Hig. Fab.14) y Helena (o el huevo se lo entregó la diosa Némesis).


Princesas deucaliónidas:

Pandora. Hija de Deucalion. Sobrevivivió al Diluvio y fue madre por Zeus de Latino y Greco (Hes. Cat. Fr. 2).

Protogenia. Hija de Deucalión. Madre de Etlio y de Etolo (Hig. Fab. 155).

Pirra. Mujer de Deucalión e hija de Epimeteo. Madre de Helen (Apd. I 49; Fab. 155).

Thyia (Tuya). Hija de Deucalión y de Pirra. Madre de Magnes y de Macedón (Hes. Catalogo de mujeres Frag. 3).


Princesas ináquidas:

Alcmena. Princesa argiva casada con Anfitrión. Seducida por Zeus en la forma de su marido (Apd. III 1.3). Madre de Hércules por Zeus y de Íficles y de Laónome con su primer marido.

Dánae. Princesa argiva, hija de Acrisio y de Eurídice (hija de Lacedemón). Encerrada por su padre en una celda de bronce, Zeus apareció en forma de lluvia dorada. Madre de Perseo (Il. XIV 319).

Europa. Princesa fenicia, hija de Afénor. Secuestrada por Zeus en la forma de un toro. En Creta tuvo tres hijos: Minos, Sarpedón y Radamantis (Apd. III 1.1).

Io. Hija de Ínaco. Transformada por Zeus en una ternera blanca que perseguida por los celos de Hera llega hasta Egipto. Madre por Zeus de Ceróesa y de Épafo (Apd. II 1.3).

Niobe. Princesa de Argos, hija de Foroneo. Se considera la primera mortal amada por Zeus. Tuvo dos hijos, Argos y Pelasgo (Apd. II 1.1; Hig. Fab. 155).

Sémele. Princesa tebana, hija de Cadmo (hijo de Agénor que es hijo de Libia y nieto de Épafo) y de Harmonía. Madre de Dioniso. Destruida por por los rayos de Zeus a causa de las maquinaciones de Hera. Madre de Dioniso.

========================================================================

5) Descendientes de Zeus (madre desconocida)

Alétheia. Espíritu de la verdad (Pind. Olim. 11).

Ate (‘engaño’). Hija de Zeus (Il. XIX 85, pero es hija de Eris en Teogonía 239, sin mencionar al padre).

Ate fue arrojada por Zeus y cayó en una montaña de Frigia, bautizada con su nombre. Ilo, persiguiendo una vaca, fundó allí la ciudad de Troya (Apd. III 12.3).

Hera ordenó a Ate persuadir a Ámpelo para que impresionase a Dioniso cabalgando sobre un toro salvaje. Ampelo muere, rompiéndose el cuello, siendo transformado en vid (Nono XI,13).

Cairós o Kairós. Espíritu del tiempo, la ‘ocasión’ o la ‘oportunidad’. Se considera el más joven de los dioses hijos de Zeus. Se representa como un joven alado y calvo con un mechón de pelo en la frente (Paus. V 14.9).
Cairós. Copia del relieve de Lisipo, s.IV a.c para la Palestra de Olimpia

Crinaco. Natural de Oleno, padre de Macareo que desde Rodas se estableció en Lesbos (Hes. Cat. Fr.52; D.S. V 81.4).

Corinto. Rey epónimo de Corinto, no sería hijo de Maratón sino de Zeus para los habitantes de esta ciudad (Paus. II 1.1)

Gegasio. Hijo de Zeus y antepasado del rey Poros de la India (Ps-Plutarco, Sobre los ríos).

Las Litai (‘oraciones’ o ‘súplicas’) son unas ancianas arrugadas y bizcas que caminan detrás de Ate, pero ella es rápida y siempre las deja muy atrás (Il. IX 450; Q.S. Post. X 300).

Orión. Gigante nacido en respuesta a las plegarias del rey Hirieo. Concebido por tres dioses (Zeus, Poseidon y Hermes) después de orinar sobre la piel de un toro.

Río Fasis (Val. Fla. V 205) situado al Este y considerado el límite del mundo habitable.


========================================================================

6) Cronología corta de las amantes y los hijos de Zeus:

Siglo XVIII o principios del s. XVII a. C.

Io, princesa argiva: Épafo, padre de Libia quien es madre de Belo (antepasado de Dánao, de Perseo, de Hércules) y de Agénor (padre de Cadmo y antepasado de toda la familia real de Tebas).

En el siglo XVIII o XVII, de Níobe, sobrina de Io: Pelasgo y Argos.

Siglo XVII

Calisto, princesa arcadia: Arcas, epónimo de Arcadia, y catasterizados madre e hijo en la Osa Mayor y el Boyero.

Siglo XVI

Europa, princesa fenicia, pero de familia griega, tataranieta de lo: Minos (rey de Creta), Sarpedón (rey de Licia) y Radamantis (juez del Infierno como su hermano Minos y su hermanastro Éaco).

En el siglo XVI o en el XV, de Sémele (hija de Cadmo que también es tataranieto de lo y hermano de Europa): Baco o Dioniso considerado como dios ya durante esa vida terrenal.

Siglo XV

Taígete, una de las Atlántides: Lacedemón, casado con Esparta es padre de Amiclas (antepasado de Tindáreo, Penélope y las Leucípides) y de Eurídice (madre, por Acrisio, de Dánae y abuela de Perseo).

También en el siglo XV, de Antíope, tebana: los dos gemelos Anfión y Zeto, los «Dióscuros tebanos».

Siglo XIV

Dánae, argiva: Perseo, bisabuelo de Hércules.

La Atlántide Electra: Dárdano (tatarabuelo de Príamo y de Anquises y fundador de Troya) y Iasión (amante de Deméter).

La ninfa Pluto (hija de Crono o la Oceánide): Tántalo, bisabuelo de Agamenón y de Menelao.

La asópida Egina (una de las muchas hijas del río Asopo y de Metope, hija del río Ladón de Arcadia): Éaco, abuelo de Aquiles, de Ayax y de Teucro.

Laodamía (hija del eólida Belerofontes): Sarpedón, rey de Licia (cuyo padre es otras veces llamado Evandro, hijo del primer Sarpedón, hijo de Zeus).

Siglo XIII

Alcmena, nieta de Perseo (es la última mujer mortal amada por Zeus siempre que la madre de Helena sea Némesis, de otro modo, la última sería la última mortal Leda, pues Helena es necesariamente más joven que Hércules): Hércules.

A finales del s. XIII, Leda, princesa etolia: Helena y uno al menos de los Dióscuros, Cástor o Pólux.