Creta


Reyes de Creta:

La casa real de Creta es de origen deucaliónida, a través de Helén, cuyo hijo Doro tiene un hijo llamado Téctamo que es el primer rey de Creta, donde llegó con una colonia mixta de eólidas y de pelasgos.


Téctamo, casado con una hija del eólida Creteo de Tesalia, tiene un hijo llamado Asterio, que llega a ser rey de Creta. A la corte de Asterio llega un día la errante Europa, con quien se casa, a la vez que adopta a los hijos que tuvo con Zeus: Minos, Radamantis y Sarpedon.


Creteo es el héroe epónimo de Creta, aunque el nombre puede proceder de Cra-teia “diosa fuerte”, posiblemente los restos del culto a una divinidad anterior a la conquista de la isla. Téctamo, “tecnico”es también un atributo de Dédalo y de Hefesto.


Las leyendas de Minos son constantes a lo largo de toda la mitología, incompatibles con la duración de la vida mortal. Diodoro IV-60 salva la diferencia indicando que el Minos más famoso es nieto del primer Minos, hijo de su vástago Licasto y de una cretense llamada Itone. Este Minos II es el máximo responsable de las leyendas. Minos puede ser también un título de rey como César y entonces pudiera existir muchos Minos a lo largo del tiempo.


Minos y sus hermanos:


En su juventud, los príncipes Minos, Sarpedon y Radamantis discuten por el amor de un muchacho (a veces es una mujer) llamado Mileto, hijo del dios Apolo y de la ninfa Aria (Deyone o Teia). Otras variantes son Atimno hijo de Zeus y Casiopea, y Fénix.


Mileto prefiere a Sarpedon y este es el motivo por el que Minos expulsa a su hermano del reino. Mileto con una flota llega a la región de Caria en Asia Menor. De esta manera se funda la ciudad y el reino de Mileto. Este lugar se llamaba anteriormente Anactoria porque era gobernada por el gigante Anacte, hijo de Urano y de Gea. Después reinó su hijo que también se llamaba Asterio, a quien mató Mileto y lo enterró en un islote frente a Lade. Su esqueleto mide más de 10 codos.

Existe una raza de gigantes expulsados por Caleb fe la zona de Hebron, llamados Anaquitas mencionados en la Biblia (Josue, XIV, 12).


Sarpedón:


A la muerte del rey Asterio, Minos se convierte en rey de Cnosos. Comienza su reinado dedicando un altar a Poseidon. Cuando está rezando, del mar surge un toro blanco para el sacrificio. Pero era tan hermoso, que Minos eligió a otro toro en su lugar. De esta forma Poseidon se convierte en una divinidad ultrajada.


El derecho al trono de Minos es aceptado por todos los cretenses, excepto por Sarpedón, afligido por la pérdida de Mileto. Exige que se reparta el reino entre los tres hermanos, como era el propósito de Asterio.


Sarpedon es desterrado por Minos. Huye a Cilicia, en Asia Menor. Se alia con Cilix contra los Milios y al vencerlos, llega a ser rey. Zeus le concede una larga vida de tres generaciones. Cuando muere, es sucedido por el ateniense Lico, desterrado de Atenas por Egeo. Desde entonces, el reino se conocerá como Licia.


Radamantis:


Radamantis permanece en Creta, donde se le permite reinar sobre un tercio de los dominios de su padre. Consigue una fama de legislador justo en Creta y en Asia Menor. Cada nueve años se retiraba a una cueva en el monte, donde recibía leyes de Zeus. Después lo hizo Minos (parecido al retiro de Moisés).


Repartió tierras entre sus hijos y aliados, otorgándoles la propiedad:


-        a su hijo Gortis (aunque también podía ser un arcadio, hijo de Tegetes) la ciudad de Gortina


-        tierras en Asia Menor a su hijo Eritro


-        la isla de Quíos a Enopión, hijo de Ariadna, a quien Baco le enseñó a fermentar el vino


-        Lemnos a Toante, hijo de Ariadna


-        Cournos a Énives


-        Paparetos a Estáfilo


-        Meronea a Evantes


-        Paros a Alceo


-        Delos a Anio


-        la isla de Andros a Andro


Al final de su vida, Radamantis huye a Beocia por haber matado a un pariente. Desterrado en Ocálea, se casa con Alcmena, madre de Hércules, después de la muerte de Anfitrión.


Después de muerto se convierte en uno de los tres Jueces de los muertos, junto a Minos y Éaco, que residen en los Campos Eliseos.